Instituto de la columna ,primer hospital especializado en columna vertebral.

Related Posts

Recomendaciones para sacar todo el provecho de la consulta con un neurocirujano

consulta con un neurocirujano

Recomendaciones para sacar todo el provecho de la consulta con un neurocirujano

Es cierto: una consulta con un neurocirujano no es algo tan común. Durante toda tu vida seguramente has ido con el neumólogo, el pediatra, el gastroenterólogo, el internista y, por supuesto, con el médico general. Existe la noción de que acudir con el especialista en cuestión es síntoma de algo muy grave, pero no necesariamente tiene que ser así.

De cualquier manera, es importante tener en cuenta varias cuestiones para que la visita te permita obtener la información que necesitas para tomar una decisión. A continuación, te damos algunos consejos para aprovechar al máximo la consulta con un neurocirujano:


Ser honesto

Por temor o por negación, a veces es difícil darle a conocer el doctor todos los dolores o molestias que estás experimentando. Nunca es conveniente decir las cosas o medias u omitir algunas cuestiones. Al saber lo que está ocurriendo, el neurocirujano podrá saber cuál es el mejor tratamiento a seguir. Quizá esto involucre una cirugía, pero velo de esta manera: mentir sobre tu condición podría representar un mayor riesgo más adelante.

consulta con un neurocirujano

Tampoco es conveniente mentir con respecto a tu estilo de vida. Saber si fumas, bebes, consumes otras sustancias o si realizas alguna actividad que te esté afectando también es necesario para tener el panorama completo de tu salud. Se requiere voluntad para poder mejorar, y esto solo será posible acatando sus indicaciones, sin importar que signifique renunciar a varias cosas.


Explicar a detalle los síntomas

Esto es vital para que el médico pueda llegar a la raíz del problema. Antes de ir a la cita, es una buena idea hacer una lista escrita con todos los síntomas que has experimentado recientemente, así no se te olvidará mencionarlos. También será útil precisar algunas cuestiones: ¿los dolores de cabeza son más intensos por las mañanas?; ¿el dolor en la espalda se agudiza al estar sentado?; ¿los síntomas comenzaron desde un acontecimiento en específico? Estos detalles serán vitales para el diagnóstico y el tratamiento a seguir.


Ir con un familiar o tu pareja

La información que te proporcionará el médico puede ser abrumadora en muchos sentidos, sobre todo si las instrucciones que debes seguir son complejas. Llevar a un familiar o a tu pareja a la consulta con un neurocirujano podría significar tranquilidad para ti, así como otra oportunidad de registrar todo lo que el especialista está diciendo. De igual manera, esa persona podría hacer preguntas importantes que no se te habían ocurrido, como efectos secundarios, cómo y cada cuanto tomar determinada medicina y cuándo será necesario volver para una nueva evaluación. Muchos médicos consideran que este soporte es necesario en cada visita.

consulta con un neurocirujano

Lee también: Especialista en columna, factores para elegir al indicado


Haz todas las preguntas que se te ocurran

Ninguna pregunta puede ser considerada como “tonta” durante una consulta con un neurocirujano. Una visita al médico debe ser una conversación y no un monólogo. El encuentro representa una oportunidad para que puedas ir creando expectativas reales sobre una eventual recuperación: “¿cuál es el siguiente paso?; ¿qué debo hacer para que una posible cirugía tenga mayor probabilidad de ser exitosa?; ¿qué tendré que hacer después para evitar que el padecimiento vuelva?”. Entre más preguntas hagas, podrás irte con mayor tranquilidad. El médico debe escuchar todas tus preocupaciones para que fije la mejor ruta posible para tu mejora.


Lleva todos tus estudios

Esto es importante si estás acudiendo con alguien más para obtener una segunda opinión, o si ya anteriormente te habías practicado estudios por otra cuestión. Que el especialista tenga acceso a todo tu historial médico le facilitará la toma de decisiones, sobre todo si el que estás visitando no tiene comunicación con los anteriores que has visto. Esto evitará retrasos y omisiones que podrían afectar tu tratamiento. Y claro, también podrás ahorrarte algo de dinero al no tener que volver a hacerte las mismas pruebas.


Y no olvides llegar a tiempo. Hacerlo te permitirá tener toda la atención del especialista, y evitará que te sientas presionado por haberle hecho perder tiempo. En suma, seguir estos consejos hará que puedas aprovechar al máximo tu visita con un neurocirujano.