fbpx

Neuropatía: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Una neuropatía, o daño nervioso, puede resultar de una variedad de condiciones —diabetes— o tratamientos —quimioterapia—.

Conocida también como neuropatía periférica, no es exactamente una condición médica, sino un término para describir distintos problemas que tienen que ver con daño en los nervios periféricos, así como con los síntomas que provocan.

Si bien es irreversible, es posible prevenirla o tratarla de formas diferentes. A continuación, hablamos más al respecto.


¿Qué es?

Una neuropatía periférica se refiere a las condiciones que resultan cuando los nervios que llevan los mensajes de y hacia el cerebro y la médula espinal a o del resto del cuerpo quedan dañados por algún motivo.

Los nervios periféricos conforman una intrincada red que conecta el cerebro y la médula con los músculos, la piel y los órganos. Salen de la médula y se acomodan en líneas llamadas dermatomas. Típicamente, el daño en un nervio afecta a uno o más de estos, los cuales se encuentran en áreas específicas del cuerpo. Esto interrumpe la comunicación entre el cerebro y otras partes del organismo, provocando dolor, impidiendo movimiento muscular y previniendo sensibilidad en los brazos y en las piernas.

neuropatía


Tipos

Existen casi 100 tipos de neuropatía periférica; por ello, se suelen clasificar en las siguientes categorías:

  • Motora: daño en los nervios que controlan los músculos y movimientos del cuerpo, como el de las manos, los brazos o hablar.
  • Sensitiva: los nervios sensitivos controlan sensaciones como dolor, temperatura y tacto. Una neuropatía de este tipo afecta a este grupo de nervios.
  • Autonómica: los nervios autónomos controlan las funciones inconscientes, como respirar o el latido del corazón. El daño en ellos es muy serio.
  • Combinada: existen casos en los que puede haber una combinación de dos o tres de las anteriores.


Causas

Una neuropatía puede aparecer por tres razones:


Adquirida

Causada por factores del entorno, como toxinas, traumas, enfermedades o infecciones. Estas son las más comunes:

  • Diabetes.
  • Padecimientos hereditarios.
  • Alcoholismo.
  • Nutrición insuficiente.
  • Algunos tipos de cáncer y el tratamiento de quimioterapia utilizado.
  • Condiciones en las que los nervios son atacados por error por el sistema inmunológico o por una respuesta demasiado agresiva a una lesión.
  • Algunos medicamentos.
  • Enfermedad renal o tiroidea.
  • Enfermedad de Lyme o SIDA.


Heredada

Neuropatías transmitidas de padres a hijos. La más común es la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth tipo 1. Se caracteriza por debilidad en las piernas y en los brazos. Los síntomas suelen aparecer entre la infancia y los 30 años. El padecimiento es resultado de una degeneración del aislamiento que rodea los nervios y que los ayudan a conducir los impulsos eléctricos necesarios para el movimiento muscular.


Idiopática

Se desconoce su causa. Casi un tercio de las neuropatías se clasifican de esta manera.

Lee también: Entrevista – Tratando la espasticidad severa


Síntomas

Los síntomas dependen totalmente de la causa subyacente y del paciente, pero pueden incluir los siguientes:

  • Entumecimiento temporal o permanente.
  • Hormigueo o picazón.
  • Imposibilidad de sentir cosas en los pies y en las manos.
  • Dolor.
  • Debilidad muscular.
  • Parálisis.
  • Disfunción en los órganos o en las glándulas.
  • Impedimento para orinar o de las funciones sexuales.
  • Pérdida de la coordinación.
  • Espasmos o calambres.
  • Hipersensibilidad al tacto.
  • Sudoración excesiva.
  • Pérdida de peso.
  • Presión sanguínea baja y ritmo cardíaco acelerado.
neuropatía


Diagnóstico

Estos son los estudios más comunes para diagnosticar una neuropatía:

  • Electrodiagnóstico: incluye electromiografía y estudio de conducción nerviosa; en ambos se estimulan los nervios para grabar y analizar sus respuestas.

  • Examen con agujas: estas son insertadas en los músculos para obtener información visual y de audio sobre cómo funcionan los nervios que contienen.

  • Análisis de sangre: se realizan para identificar posibles niveles altos de glucosa en la sangre, así como toxinas, deficiencia de vitaminas, desórdenes hereditarios y respuestas inmunes anormales.

  • Biopsias de piel: se hace una pequeña incisión para remover un pedazo de piel. Esto permite distinguir ciertos desórdenes que afectan las pequeñas fibras nerviosas, como neuropatías sensitivas que causan daño en los axones.

  • Prueba cuantitativa sensorial (QST por sus siglas en inglés): se usa para evaluar daño en las terminaciones nerviosas relacionadas con la detección de temperatura y vibraciones.
neuropatía


Tratamiento

Este comienza identificando y tratando el problema subyacente, como diabetes o alguna infección. Desafortunadamente, no todas las neuropatías pueden curarse; en estos casos, el tratamiento se enfoca en controlar los síntomas y prevenir un mayor daño. Estas son algunas de las opciones:

  • Medicinas: controlar el dolor gracias a los químicos que contienen, que ajustan las vías de señalización del dolor dentro del sistema nervioso central y periférico.

  • Fisioterapia: usa una combinación de ejercicios focalizados y masajes para aumentar la fuerza, el balance y el rango de movimiento.

  • Cirugía: para pacientes cuya neuropatía está relacionada con compresión de nervios producto de hernias de disco —lumbares o cervicales —, tumores, infecciones o desórdenes de atrapamiento, como el síndrome del túnel carpiano.

  • Ayuda mecánica: soportes para la espalda, yesos y zapatos ortopédicos ayudan a reducir el dolor, haciendo que los nervios afectados se alineen correctamente.

  • Nutrición adecuada: involucra una dieta saludable que contenga el balance adecuado de vitaminas y otros nutrientes.

  • Adopción de mejores hábitos: hacer ejercicio para mayor fortaleza muscular, dejar de fumar, mantener el peso ideal y limitar el consumo de alcohol.

Referencias: WebMD
Everyday Health
Cleveland Clinic
Mayo Clinic
Johns Hopkins Medicine

Related Posts