fbpx

Estudio de conducción nerviosa: ¿Qué es y cómo se realiza?

Si has estado experimentando entumecimiento, hormigueo o dolor constante sin razón aparente, tu neurocirujano podría recomendarte realizarte un estudio de conducción nerviosa (NCV por sus siglas en inglés). Esta prueba mide la velocidad de los impulsos eléctricos conforme se mueven por los nervios. Los resultados le dirán al especialista si existe daño nervioso, dónde y en qué medida.


¿Qué es?

Las señales nerviosas son impulsos eléctricos que viajan rápidamente por el sistema nervioso. En ocasiones, problemas con la actividad eléctrica en los nervios pueden causar dolor, hormigueo o entumecimiento en los músculos. Por ello, un estudio de conducción nerviosa mide qué tan rápido y cómo es la actividad en un nervio en específico. Así, es posible determinar si hay daño de algún tipo.

El estudio suele complementarse con una electromiografía —que mide las señales eléctricas de los músculos cuando están en reposo y cuando están en uso— para un diagnóstico más completo.

estudio de conducción nerviosa


¿Cuándo se aplica?

Un estudio de conducción nerviosa se realiza cuando hay síntomas de desórdenes musculares o nerviosos, los cuales incluyen:

  • Debilidad muscular.
  • Hormigueo o entumecimiento en piernas, brazos, manos, pies o cara.
  • Calambres y/o espasmos.
  • Parálisis muscular.

La sospecha de que el paciente sufre alguno de los siguientes padecimientos también lo amerita:

  1. Síndrome de Guillain-Barré: el sistema inmunológico ataca el sistema nervioso periférico. Los primeros síntomas incluyen debilidad y hormigueo en las piernas.

  2. Síndrome del túnel carpiano: el nervio mediano —que va del antebrazo a la mano— se presiona en la muñeca por el engrandecimiento de los tendones y los ligamentos. Esto causa dolor y entumecimiento en los dedos.

  3. Enfermedad de Charcot-Marie-Tooth: condición hereditaria que afecta los nervios motores y los sensitivos. Causa debilidad en los pies y en los músculos de la parte inferior de las piernas.

  4. Hernia de disco: ocurre cuando el cartílago fibroso que rodea los discos de las vértebras se rompe, haciendo que la sustancia gelatinosa que contiene en el centro se salga. Esto ocasiona presión en los nervios de la médula espinal y causa dolor.

  5. Polineuropatía crónica inflamatoria y neuropatía: resultan de la diabetes y el alcoholismo. Los síntomas incluyen entumecimiento y hormigueo en un solo nervio o en muchos al mismo tiempo.

  6. Problemas del nervio ciático: la causa más común es un abultamiento de un disco que presiona las raíces nerviosas que van hacia el nervio ciático. Dolor, entumecimiento y hormigueo vienen después.

Lee también: ¿Qué es el electrodiagnóstico?


¿Qué muestra?

Un estudio de conducción nerviosa también puede descartar padecimientos no presentes, además de ayudar a diagnosticar lo siguiente:

  • Distrofia muscular.
  • Problemas nerviosos en la columna y en otras partes del cuerpo.
  • Problemas en los nervios periféricos de los brazos o las piernas.
  • Nervios pinzados.

Aunado a ello, la prueba permite saber al médico qué tan bien se está recuperando un paciente de una lesión nerviosa.


¿Cómo se realiza?

El estudio de conducción nerviosa puede realizar de forma ambulatoria o como parte de la estadía en el hospital. Un neurólogo la lleva a cabo, aunque un técnico puede asistirlo.

estudio de conducción nerviosa
Foto: Health Jade

Este es el proceso que tiene lugar:

  1. El paciente se quita ropa y accesorios que pudiera interferir con la prueba. Una bata siempre está disponible.
  2. Es posible acostarse o sentarse para someterse al estudio.
  3. El neurólogo localiza el nervio o nervios en cuestión.
  4. Se colocan sobre la piel el electrodo que registrará los datos usando un pegamento especial. Luego, se coloca el otro electrodo —el que hará el estímulo— a cierta distancia.
  5. Una corriente eléctrica leve comienza a fluir para estimular el nervio. La sensación es como de hormigueo, y dura unos cuantos segundos.
  6. La respuesta se muestra gráficamente —en forma de ondas— en un monitor.
  7. Si también se realizará una electromiografía, esta se hace después.

Foto del encabezado: Dandenong Neurology & Specialists Group
Referencias: WebMD
MedlinePlus
Johns Hopkins Medicine

Related Posts