fbpx
Instituto de la columna ,primer hospital especializado en columna vertebral.

Related Posts

Padecimientos

En Newro Spine nos especializamos en cirugía de columna y en neurocirugía, y nuestro objetivo siempre es recuperar la calidad de vida de las personas. Los padecimientos que tratamos representan todo tipo de retos médicos, los cuales afrontamos con nuestra experiencia y los mejores equipos. La espasticidad severa, por ejemplo, es una afección que requiere conocimientos técnicos muy específicos e instrumentos especiales para poder tratarla. Nuestro hospital, por supuesto, cuenta con todo ello. Para saber más sobre esta enfermedad y su tratamiento, platicamos con nuestro jefe de enseñanza, el Dr. Óscar Malo Macías, quien hace poco formó parte del equipo que realizó una rizotomía dorsal selectiva, la cirugía específica para lidiar con la espasticidad severa.

La mayoría de las personas creen que la neurocirugía se limita al cerebro, pero hay más. Esta especialidad médica se concentra en el diagnóstico y tratamiento de pacientes con lesiones, enfermedades o desórdenes en el cerebro, la médula espinal y la columna vertebral, además de los nervios periféricos que recorren el cuerpo. Esta puede tratar tanto a pacientes adultos como pediátricos. Aunado a ello, y dependiendo de la naturaleza del problema, el neurocirujano puede recomendar un tratamiento no quirúrgico. Entonces, queda claro que la neurocirugía abarca más de lo mencionado al principio.

Cuando un fragmento del núcleo pulposo de un disco intervertebral se expulsa fuera el anillo, a través de una ruptura hacia el canal medular, se forma una hernia discal. Este padecimiento, que se puede formar en cualquier parte de la columna, afecta la calidad de vida de las personas, por lo que es importante atenderlo lo más pronto posible. Para ahondar en este tema, principalmente del tratamiento y el diagnóstico, charlamos con nuestro jefe del Servicio de Columna, el Dr. Víctor Hugo Malo. Aquí la primera parte de esta conversación:

¿Qué es?

La estenosis espinal es el estrechamiento de una o más áreas de la columna —más frecuentemente en la espalda baja o el cuello—. Esto ejerce presión en la médula espinal y los nervios que salen de las áreas presionadas. Usualmente, una persona con esta condición sufre dolor severo en las piernas, las pantorrillas y la zona lumbar, sobre todo cuando está parado o caminando. El dolor suele aparecer al bajar por lugares empinados o escaleras; el alivio llega hasta sentarse o acostarse.

Con cualquier lesión existe el riesgo de empeorarla si el paciente no se somete a un tratamiento, esperando que los síntomas se alivien por sí solos. Las de columna son todavía más delicadas, pues la médula espinal es la encargada de controlar el sistema nervioso, el cual se comunica con el resto del cuerpo. Con una hernia discal, las complicaciones podrían ser todavía más importantes. Además de que causa mucho dolor, esta puede dañar los nervios o causar dolor crónico. Tratarla a tiempo significa prevenir toda una vida de molestia física. Vale la pena recordar qué pasa si no se trata una hernia discal para tomar cartas en el asunto.