fbpx

Neuronavegación: concepto y aplicaciones

Una neurocirugía es una de las intervenciones quirúrgicas más complicadas que se pueden hacer en el cuerpo humano, pues se manipula el cerebro, la médula espinal, los nervios periféricos, etc. Todas las cirugías de esta naturaleza requieren de mucha habilidad y extremo cuidado para maniobrar por los huesos, los músculos y los nervios. De ahí la importancia de tratarse con alguien experimentado.

Por supuesto, estos especialistas tienen a su disposición herramientas tecnológicas para hacer su trabajo. La asistencia de computadoras es muy común en una neurocirugía. Estas guían al neurocirujano para obtener el mejor resultado posible. Uno de estos recursos es la neuronavegación, objeto del siguiente artículo.


¿Qué es?

Usando una tecnología similar a un GPS, la neuronavegación brinda la posibilidad de ver la anatomía del paciente en tres dimensiones y ubicar un lugar específico en el cerebro o la médula, esto con la ayuda de tomografías computarizadas y resonancias magnéticas.

Estas imágenes se usan con otras intraoperativas —rayos X y tomografías— para guiar el procedimiento quirúrgico y los instrumentos en tiempo real en relación con la anatomía del paciente. Por ejemplo, cuando se realiza una cirugía a través de pequeños orificios, el médico sabe exactamente dónde se encuentran las estructuras críticas en relación con los instrumentos quirúrgicos.

La neuronavegación también se conoce como cirugía guiada por Imagen, cirugía asistida por computadora (CAC) o navegación estereotáctica.

neuronavegación
Imagen: openPR


Aplicaciones

La neuronavegación es cada vez más usada por neurocirujanos en todo el mundo para realizar operaciones más seguras y efectivas.

Esta se usa en cirugías del cerebro, los nervios, la columna y la médula espinal. Esta es una lista de los padecimientos o situaciones para que los que se puede emplear:

  • Tumores cerebrales.
  • Hemorragias cerebrales.
  • Malformaciones arteriovenosas.
  • Durante una cirugía para insertar un sistema de estimulación en un paciente con párkinson que sufre de temblores.
  • Para determinar el posicionamiento de los tornillos que se colocarán en la columna durante una cirugía.
  • En cirugías ortopédicas.


Neuronavegación para tratar tumores cerebrales

Se toman tomografías computarizadas, resonancias magnéticas y tomografías por emisión de positrones (PET por sus siglas en inglés) antes de la cirugía, y luego se envían al sistema de navegación para la planeación. El cirujano determina el número de imágenes y el método de grabación, dependiendo del tipo de intervención.

Durante la planeación, el tejido tumoral se tiñe en tres dimensiones. Además, todos los tejidos importantes alrededor se colorean, y así el neurocirujano determina el tipo de intervención con el menor riesgo de dañarlos.

Después, los planes se adaptan a la posición del paciente durante la operación, y luego se procede con lo programado.

La neuronavegación permite diferenciar tejido sano del que no, además de ejecutar el procedimiento con la mayor precisión posible, pues de otra forma no sería posible verlos a simple vista o con un microscopio.


Neuronavegación para cirugías de columna

El objetivo principal de la neuronavegación durante una cirugía de columna es otorgar precisión, sobre todo cuando hay que colocar tornillos. Las resonancias magnéticas y las tomografías se usan —junto a otras imágenes 3D— para crear un entorno tridimensional.

La transferencia automática de imágenes tomadas con sistemas 3D durante la cirugía al sistema de navegación, y la capacidad de hacer coincidir las imágenes con el cambio de posición del paciente, hacen que un procedimiento de alto riesgo —como la colocación de tornillos— se realice con gran precisión.

Lee también: ¿Qué es el electrodiagnóstico?


¿Cómo funciona?

Como ya dijimos, la tecnología de neuronavegación se puede comparar con el sistema de navegación satelital de un automóvil.

Un médico la utiliza para confirmar la posición de sus instrumentos dentro del cuerpo del paciente. Conforme estos se mueven, la posición se calcula de forma precisa. Los datos luego se transfieren por medio de cámaras infrarrojas a la computadora que está en la sala de operación.

Finalmente, la máquina superpone la posición de los instrumentos, mientras se utilizan en la cirugía, en imágenes de la anatomía que se muestran en el monitor. Esto permite ver el posicionamiento de los instrumentos en tiempo real y en tres dimensiones.

neuronavegación
Foto: Prof. Pietro Mortini


Pasos

  1. Se obtiene una imagen diagnóstica —tomografía o resonancia magnética—, y luego se sube a la computadora.

  2. El archivo se utiliza para crear un modelo tridimensional del paciente de la anatomía.

  3. Al principio de la cirugía, el médico recorre la anatomía del paciente usando técnicas especiales y una cámara infrarroja. El sistema enlaza las imágenes diagnósticas con la anatomía del paciente.

  4. El médico utiliza el sistema de neuronavegación para ver sus instrumentos en la computadora y confirmar su ubicación exacta en cualquier momento.


Beneficios

Estas son algunas de las ventajas que ofrece un sistema de neuronavegación a las cirugías:

  • Las lesiones cerebrales más profundas se pueden definir con mayor exactitud.
  • Los tumores se remueven con mayor precisión.
  • La cirugía se realiza con una incisión más pequeña.
  • Menor pérdida de sangre.
  • Menor duración del tiempo de la intervención.
  • Las heridas resultantes de la operación sanan más rápido.
  • La estadía del hospital se acorta, por lo que el paciente puede volver a la normalidad más rápido.

Imagen del encabezado: Brainlab AG
Referencias: Dr. Timothy Steel
Gözde International Hospitals
Memoria Hospitals Group
Kauvery Hospital

Related Posts