fbpx

¿En qué consiste una foraminotomía?

La foraminotomía es una cirugía que quita presión de un nervio que sale de la columna vertebral para reducir el dolor; se puede realizar en cualquier parte de esta, pero se hace con más frecuencia en la región cervical o lumbar.


¿Qué es?

Una foraminotomía es un procedimiento quirúrgico que amplía el área alrededor de uno de los nervios comprimidos de la columna vertebral. Esta está formada por una cadena de huesos llamados vértebras. Los discos intervertebrales se encuentran entre ellas y actúan como un cojín.

La columna vertebral alberga la médula espinal y ayuda a protegerla de lesiones. Esta última envía información sensorial desde el cuerpo al cerebro y órdenes motoras desde el cerebro al cuerpo. Los nervios se extienden desde la médula espinal y envían y reciben esta información. Salen de la columna vertebral a través de pequeños orificios (foramen) que se encuentran entre las vértebras.

A veces estas aberturas pueden volverse demasiado pequeñas. Cuando eso sucede, el nervio comprimido causa dolor, debilidad y hormigueo en brazos y piernas. Los síntomas exactos dependen de la ubicación del nervio comprimido a lo largo de la columna vertebral. Por ejemplo, uno en el cuello provocar dolor, hormigueo y debilidad en la mano y el brazo.


¿Cuándo es necesaria?

Los bloqueos que estrechan la columna vertebral o que tapan un foramen intervertebral se denominan estenosis espinal. Varios procesos pueden bloquearlo y comprimir el nervio que sale de la médula espinal. Las condiciones que pueden causar estenosis espinal incluyen las siguientes:

  • Enfermedad degenerativa de la columna (espondilosis). Esta puede causar espolones óseos.
  • Degeneración de los discos intervertebrales. Esto hace que se abulten hacia el foramen.
  • Agrandamiento del ligamento cercano.
  • Deslizamiento de una vértebra sobre otra (espondilolistesis).
  • Quistes o tumores.
  • Enfermedad de Paget.
  • Problemas congénitos como el enanismo.
  • La enfermedad degenerativa de la columna, por la vejez, es la causa más común.

Esta compresión nerviosa puede ocurrir a lo largo de cualquier parte de la columna vertebral, comenzando a causar síntomas. Esto incluye dolor, hormigueo y debilidad en la extremidad afectada. Es posible que una foraminotomía sea el siguiente paso si ya se ha probado otros tratamientos sin éxito —fisioterapia, atención quiropráctica, analgésicos e inyecciones epidurales de esteroides—.

Un especialista a menudo realiza la cirugía como un procedimiento electivo para ayudar a aliviar estos síntomas. Es posible que se necesite una de emergencia si los síntomas empeoran rápidamente, o si hay problemas con la vejiga debido al nervio.


¿Cómo se realiza?

A continuación, se describe una foraminotomía mínimamente invasiva, que, a diferencia de una tradicional, se basa en incisiones menos anchas, y solo toma un par de horas:

El paciente se queda bocabajo. Gracias a la anestesia, no sentirá ningún dolor ni molestia durante el procedimiento. El anestesiólogo observa cuidadosamente su frecuencia cardíaca, presión arterial y otros signos vitales durante la cirugía. El neurocirujano hace una pequeña incisión justo al lado de la columna, en el lado donde tiene sus síntomas. También utilizará rayos X o un microscopio especial para guiar la cirugía.

foraminotomía
Imagen: MDPI

Usando herramientas especiales, el especialista empuja los músculos de la espalda alrededor de la columna para exponer el foramen intervertebral bloqueado. Luego, utiliza diminutos instrumentos para eliminar la obstrucción, que puede ser un espolón óseo o un disco abultado. Esto alivia la presión sobre los nervios. En algunos casos, podría realizar otro procedimiento en este momento, como una laminectomía o laminotomía. Esto elimina parte de la vértebra.

El equipo quita las herramientas y coloca los músculos de la espalda en su lugar. Finalmente, se cierra la pequeña incisión en la piel.

Lee también: Entrevista – La labor de un anestesiólogo en Newro Spine


Resultados

Una foraminotomía para atender una estenosis espinal a menudo proporciona alivio total o parcial de los síntomas. De cualquier manera, es posible que una persona presente futuros problemas de columna después de esta cirugía. Si se realizó foraminotomía y una fusión espinal, la columna vertebral por encima y por debajo de la fusión podría también tener problemas en el futuro. Es posible que existan más posibilidades de sufrir problemas si se necesitó más de un tipo de procedimiento.


Recuperación

Normalmente, los pacientes abandonan el hospital al día siguiente de la cirugía, pero durante al menos dos semanas sus actividades están restringidas. Durante la recuperación temprana, deben abstenerse de conducir, levantar objetos pesados, agacharse, hacer ejercicio extenuante y realizar actividad sexual. Después de aproximadamente cuatro semanas, generalmente, se les permite reanudar un horario de trabajo ligero. Para algunos pacientes, puede ser necesario un collarín o un aparato ortopédico para dar soporte a la columna mientras se produce la curación. Se suele recomendar fisioterapia para recuperar fuerza y movilidad.

Imagen del encabezado: Precision Health
Referencias: Mount Sinai
MedDiagnostics Rehab
University of Rochester Medical Center

Related Posts