fbpx
Instituto de la columna ,primer hospital especializado en columna vertebral.

Related Posts

¿Qué es una cirugía de mínima invasión y cuáles son sus beneficios?

¿Qué es una cirugía de mínima invasión y cuáles son sus beneficios?

Desde los 90, las técnicas de mínima invasión han tenido un gran impacto en el panorama médico. Los avances, por supuesto, han significado mejoras en las condiciones de las personas que se deben someter a procedimientos quirúrgicos.


¿Qué es una cirugía de mínima invasión?

En este tipo de intervenciones, los cirujanos utilizan una variedad de técnicas para operar con un menor daño en el cuerpo que los métodos tradicionales. En general, la intervención se asocia con menor dolor, una corta estadía hospitalaria y menores complicaciones. La endoscopía es una de las más comunes.

La laparoscopía, como método endoscópico, se realiza a través de pequeñas incisiones para insertar pequeños tubos con cámaras y otros instrumentos quirúrgicos. Fue uno de los primeros procedimientos de esta naturaleza.

La artroscopía, en el ramo de la ortopedia, es una de las cirugías de mínima invasión más comunes. En ella, el médico inserta un conducto conectado a una cámara a través de una pequeña incisión para poder ver dentro de la articulación. Las imágenes son transmitidas a un monitor de alta definición. Así, es posible reparar daños por medio de instrumentos quirúrgicos muy delgados.

cirugía de mínima invasión

Las cirugías asistidas por robots también entran en esta categoría, pues proveen una vista 3D para una mejor precisión, flexibilidad y control.

Cabe mencionar que no todos los pacientes son candidatos a una cirugía de mínima invasión; es el médico quien determinará si es una opción. De cualquier forma, las innovaciones continuas permiten que más personas con distintas condiciones puedan someterse a ella.


Tipos de endoscopía

La endoscopía puede realizarse con incisiones o vía orificios corporales: nariz, boca, oído, ano o uretra. Estos son los tipos:

  • Superior: revestimiento interno del tracto digestivo superior.
  • Laparoscopía: interior del abdomen y pelvis
  • Colonoscopía: interior del colon y del recto.
  • Cistoscopía: interior de la vejiga y la uretra.
  • Broncoscopía: interior de los pulmones.
  • Laringoscopía: cuerdas vocales, laringe y parte posterior de la garganta.
  • Toracoscopía: interior de la cavidad torácica.
  • Mediastinoscopía: interior del mediastino.
cirugía de mínima invasión

Lee también: Las ventajas de la endoscopía de columna


Beneficios

A continuación, los beneficios más notables de una cirugía de mínima invasión:


Menos cicatrices y daño en los tejidos

Debido al minúsculo tamaño de las incisiones, las cicatrices serán más pequeñas y menos visibles. Esta consideración estética resulta muy valiosa para muchos pacientes. Además, a diferencia de una cirugía abierta, los cortes no se tienen que hacer a través del músculo, lo que resulta en un menor daño en los tejidos.


Recuperación más rápida

Debido a las incisiones pequeñas y la reducida cantidad de puntadas requeridas, la recuperación después de una cirugía de mínima invasión es más rápida que en una tradicional. El dolor postoperatorio y la hinchazón también se reducen con esta técnica, lo que permite al paciente volver a sus actividades más pronto. Por supuesto, una menor presencia de dolor conlleva una reducción del uso de medicinas.

cirugía de mínima invasión


Menor riesgo de infección

Se estima que 1 de 24 pacientes desarrolla infecciones después de una cirugía. Las de mínima invasión resultan en heridas más pequeñas, lo que reduce el riesgo de una infección.


Menores costos

Una cirugía de mínima invasión en un centro quirúrgico cuesta entre 45 y 60 por ciento menos que en un hospital. Esto se debe a que este último tiene mayores gastos. De cualquier forma, aquellos que deben ser intervenidos en un hospital también se ahorran dinero, pues la estadía es generalmente más corta.


Mayor visibilidad

Las cámaras de alta definición y demás tecnología permiten a los cirujanos tener una visión completa y precisa del área de operación.


Gran variedad de procedimientos

Como se mencionó arriba, existen distintas intervenciones a las que una persona se puede someter. Un médico, por ejemplo, puede reparar un tendón de Aquiles a través de un procedimiento como este.


Convertida ahora en el estándar de muchas operaciones de rutina, la cirugía de mínima invasión es una muy buena alternativa para una abierta. Es necesario precisar que no todos son candidatos a ella, pues no resulta apropiada si:

  • El daño no puede ser reparado con técnicas de mínima invasión.
  • La cirugía requiere un acceso mayor a una parte específica del cuerpo.
  • Existen ciertos riesgos que puedan complicar el procedimiento.

Tanto el paciente como el médico deben considerar todos los factores para tomar la mejor decisión.

Referencias: Mayo Clinic
The Surgery Group