fbpx

Tomografía computarizada: concepto, procedimiento y resultados

La tomografía computarizada, como parte de las pruebas de imagenología, es una herramienta fundamental para que un médico pueda hacer un diagnóstico, especialmente cuando se tratan de padecimientos relacionados con el cerebro y la columna vertebral.

Más detallada que una prueba de rayos X, la tomografía permite ver el interior del cuerpo gracias a una combinación de la técnica ya mencionada y una computadora, creando imágenes de los órganos, los huesos y otros tejidos. Hoy en día, la prueba es sumamente común, pero ¿qué le dice exactamente, en este caso, a un neurocirujano? Lo detallamos en el siguiente artículo.


¿Qué es?

La tomografía utiliza rayos X para producir imágenes de los órganos, los huesos y los tejidos. Esta ayuda a llegar a un diagnóstico adecuado al mostrar el área del cerebro que está afectada. Generalmente, se usa para detectar rápidamente una hemorragia cerebral y para determinar si alguien que ha sufrido un derrame puede recibir tratamiento intravenoso para disolver los coágulos de forma segura.

También se emplea para detectar irregularidades óseas y vasculares, tumores cerebrales y quistes, daño cerebral producto de lesiones en la cabeza o epilepsia, hidrocefalia y otros desórdenes.

Las máquinas tradicionales de rayos X usan un tubo fijo para dirigirlos hacia un lugar en específico. Mientras los rayos viajan por el cuerpo, los distintos tejidos los absorben. Los de mayor densidad crean imágenes más blancas. Entonces, los rayos X producen imágenes bidimensionales; por otro lado, el tomógrafo cuenta con un tubo en forma de dona que rota para obtener imágenes tridimensionales y detalladas del interior del cuerpo.


¿Cómo se realiza?

Por indicación médica, debes llegar en ayunas. Es muy probable que en la clínica te pidan usar una bata, además de que deberás despojarte de todos los objetos que lleves contigo, incluida la joyería y otros accesorios.

El técnico radiólogo llevará a cabo el escaneo. Durante la prueba, permanecerás recostado en una mesa larga, la cual ingresará a la máquina en forma de dona. Conforme esta va avanzando, los rayos X van rotando alrededor del cuerpo. Es completamente normal escuchar un zumbido. El movimiento puede arruinar las imágenes, por lo que se te pedirá mantenerte quieto, y hasta contener el aliento en algunos momentos.

Qué tanto dure este dependerá de las partes del cuerpo que necesitan ser escaneadas. Puede ir de unos minutos hasta media hora.

tomografía computarizada

Después, los datos son procesados y se muestran como imágenes de corte transversal de las estructuras de los órganos.

Es posible que se te dé un ligero sedante si te es imposible mantenerte en una posición. Las almohadas para estabilizar el cuerpo y la cabeza también son usuales.

Finalmente, las imágenes son enviadas al radiólogo, especialista en diagnosticar y tratar condiciones usando pruebas de imagenología. El neurocirujano obtendrá los resultados para explicártelos.

Lee también: ¿Qué es el electrodiagnóstico?


¿Cuál es la diferencia con una en la que se aplica contraste?

Una tomografía computarizada puede mostrar con claridad sustancias densas como los huesos. Por otro lado, los tejidos suaves no se ven tan nítidos; por ello, es común aplicar un colorante especial llamado “material de contraste”. Este bloquea los rayos X y aparece blanco en la tomografía, resaltando los vasos sanguíneos, los órganos y otras estructuras.

El contraste suele estar hecho de yodo o sulfato de bario. Puede entrar al cuerpo por tres vías: intravenosa —para que resalten los vasos sanguíneos, el tracto urinario, el hígado o la vesícula biliar —, oral —para escanear el tracto digestivo— o rectal —para escanear los intestinos—.


¿Qué muestra?

Algunas de las cosas que una tomografía computarizada puede encontrar incluyen lo siguiente:

  • Ciertos tipos de cáncer y tumores benignos.
  • Fracturas.
  • Padecimientos del corazón.
  • Coágulos de sangre.
  • Hemorragias internas.
  • Trastornos intestinales.
  • Enfermedades o lesiones en el cerebro o la médula espinal.
tomografía computarizada

Aunado a ello, la tomografía permite ver los espacios entre cada órgano, ofreciendo una visión clara del cuerpo, a diferencia de un estudio de rayos X.


Efectos secundarios

Algunas personas son alérgicas al material del contraste; sin embargo, esta suele ser ligera, provocando solamente comezón o salpullido. En casos muy extremos, la reacción podría ser peligrosa. Por esta razón, es conveniente permanecer bajo monitoreo por unos momentos después del examen.

El uso de radiación, como en cualquier otra prueba de imagenología, puede aumentar levemente el riesgo de padecer cáncer. De cualquier manera, la diferencia es demasiado minúscula como para poder medirla efectivamente.

Referencias: National Institute of Neurological Disorders and Stroke
WebMD
Cleveland Clinic
Healthline

Related Posts