fbpx

Punción lumbar: concepto, procedimiento y resultados

El líquido cefalorraquídeo baña y protege el cerebro y la médula espinal; se produce y reabsorbe continuamente en el primero, y está compuesto de células, agua, proteínas, azúcares y otras sustancias que son esenciales para mantener el equilibrio en el sistema nervioso.

En ocasiones, un especialista necesitará una muestra para hacer pruebas y llegar a un diagnóstico, por lo que llevará a cabo una punción lumbar, un procedimiento que involucra la extracción de un poco del líquido cefalorraquídeo.


¿Qué es?

La punción lumbar es un procedimiento que se realiza con frecuencia en urgencias para obtener información sobre el líquido cefalorraquídeo. Aunque, generalmente, se usa con fines de diagnóstico para descartar posibles afecciones potencialmente mortales, a veces también se emplea con fines terapéuticos. El análisis del líquido cefalorraquídeo también ayuda en el diagnóstico de varias otras afecciones —enfermedades desmielinizantes y meningitis carcinomatosa—.

Una punción lumbar debe realizarse solo después de un examen neurológico, pero nunca debe retrasar las intervenciones que pueden salvar vidas, como la administración de antibióticos y esteroides a pacientes con sospecha de meningitis bacteriana.

Someterse a una puede ser incómodo o inquietante. La caída de presión en el líquido cefalorraquídeo causada por la extracción de una muestra puede producir un dolor de cabeza terrible para algunas personas. Esto generalmente dura no más de 24 horas, pero para algunos puede persistir por más tiempo. Para reducir el riesgo de dolores de cabeza, el paciente debe acostarse durante al menos seis horas después del procedimiento y beber mucha agua.

punción lumbar



¿Por qué se realiza?

Estas son las razones por las que se lleva a cabo una punción lumbar:

  • Examinar el líquido cefalorraquídeo para hacer un recuento de células y niveles de proteína y glucosa.
  • Medir su presión en el espacio alrededor de la médula espinal.
  • Extraerlo para disminuir la presión en el espacio alrededor de la médula espinal.
  • Determinar si hay cánceres que puedan afectar al sistema nervioso central, como la leucemia o el linfoma.
  • Verificar si hay infección o inflamación, sangrado alrededor del cerebro o la médula espinal y enfermedades en estas zonas.
  • Colocar un anestésico en el líquido cefalorraquídeo.
  • Inyectar medicamentos de quimioterapia para tratar la leucemia y otros tipos de cáncer del sistema nervioso central.
  • Colocar un medio de contraste en el líquido cefalorraquídeo para que este y la médula espinal y el se vean más claros en una prueba de imagen.

Lee también: ¿Para qué sirven las inyecciones epidurales y cómo se aplican?


Preparación

Aunque no hay una indicación como tal, hay que seguir todas las instrucciones relacionadas con dejar de comer, beber o tomar medicamentos (anticoagulantes) antes de la prueba. El médico explicará los riesgos y responderá cualquier pregunta. Es posible que el paciente reciba un sedante suave, líquidos intravenosos o medicamentos adicionales antes del procedimiento.


¿Cómo se realiza?

La prueba tarda de 15 a 30 minutos. Generalmente, se lleva a cabo con el paciente quieto y recostado sobre un lado con las rodillas dobladas hacia el pecho y la barbilla pegada a este último, algo así como una letra C. También se puede realizar estando sentado e inclinado hacia adelante con la espalda al médico. Estas posiciones ayudan a ensanchar los espacios entre los huesos de la columna para que la aguja se pueda insertar más fácilmente.

La piel de la espalda se limpia con una solución antiséptica. Se inyecta un anestésico local para adormecer el área sobre la parte inferior de la columna. Una sensación de ardor a medida que entra el anestésico es plausible.

punción lumbar


Luego, se inserta una aguja espinal a través de la piel y del espacio entre las vértebras hasta que ingresa al espacio que contiene el líquido cefalorraquídeo. No toca la médula espinal porque se inserta en la parte baja de la espalda.

La mayoría de las personas sienten presión o una sensación de escozor cuando se inserta la aguja espinal. Si la aguja toca un nervio, también se siente un hormigueo en una de las piernas. Esto es temporal.

Finalmente, se recolecta una pequeña cantidad del líquido y se envía al laboratorio para su análisis. Luego se retira la aguja, se limpia el área y se coloca un pequeño vendaje.

punción lumbar



¿Qué muestra?

El líquido cefalorraquídeo, que generalmente es transparente e incoloro, se examina y analiza en el laboratorio.

  • Un recuento alto de glóbulos blancos en el líquido cefalorraquídeo puede indicar que hay una infección.
  • La presencia de sangre o glóbulos rojos pueden significar que hay sangrado en o alrededor del cerebro o la médula espinal.
  • Las células cancerosas pueden indicar tumores cerebrales primarios o metastásicos, leucemia o linfoma.
  • Grandes cantidades de proteína pueden sugerir infección, sangrado o enfermedad.
  • Un nivel bajo de glucosa puede significar que existe una infección.
  • El aumento de la presión puede ser causado por inflamación o sangrado en el cerebro, infección u otros problemas.

Referencias: Multiple Sclerosis Trust
Healthdirect
Mayfield Brain & Spine
Canadian Cancer Society

Related Posts