fbpx
Instituto de la columna ,primer hospital especializado en columna vertebral.

Related Posts

Lumbalgia: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

lumbalgia

Lumbalgia: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

La lumbalgia es uno de los padecimientos médicos más comunes del mundo. Es una de las principales razones por las que las personas van al médico; de hecho, el 80 por ciento de los adultos la sufrirá en algún momento de sus vidas. El problema también puede desembocar en algo muy serio si se deja desatendido; un estudio publicado en The Lancet afirma que puede llegar a generar algún tipo de discapacidad.

Aunque no es posible prevenir este dolor, sobre todo cuando la columna va perdiendo fuerza con la edad, sí que hay varias maneras de aliviarlo.


¿Qué es la lumbalgia?

El área baja de la columna, conocida como región lumbar, tiene una importante tarea: soportar todo el peso del cuerpo y el estrés biomecánico que ocurre con el movimiento.

Generalmente, el dolor en la espalda baja es resultado de una lesión, como esguinces o distensiones musculares debido a movimientos bruscos o una mala postura al momento de levantar objetos pesados.

El dolor también puede ser causado por:

  • Cáncer en la médula espinal.
  • Una hernia de disco.
  • Ciática.
  • Artritis.
  • Infecciones en los riñones.
  • Infecciones en la columna.

La lumbalgia aguda puede durar de unos días hasta unas semanas; por otro lado, la crónica puede causar afectaciones por más de tres meses. La aguda es considerada una respuesta normal del cuerpo a una lesión; el dolor gradualmente se calma. Con la crónica, los tratamientos iniciales no resultan efectivos, por lo que se requiere una revisión médica exhaustiva para determinar la causa.

Los más propensos a sufrirla son adultos de entre 30 y 50 años. Conforme una persona se hace más vieja, el contenido del fluido entre las vértebras se reduce, lo que significa que los discos de la columna se irritan con mayor facilidad.

lumbalgia

El dolor de espalda también se puede categorizar de la siguiente manera:

  • Mecánico (axial): el más común. Se siente, principalmente, en los músculos, ligamentos, articulaciones y huesos dentro y alrededor de la columna. Tiende a estar localizado en la espalda baja, glúteos y en la parte superior de las piernas. Usualmente, es resultado de la carga en la columna, y puede sentirse diferente dependiendo del movimiento o actividad.

  • Radicular: ocurre cuando una raíz nerviosa se inflama. La sensación específica es aguda, eléctrica y ardorosa, y puede estar asociada con entumecimiento o debilidad. Por lo general, se siente en un solo lado del cuerpo.


Causas

Problemas en la estructura que conforma la columna (músculos, ligamentos, tendones, discos y huesos) pueden derivar en lumbalgia. Las causas más frecuentes son:


Distensiones o desgarros

  • Ligamentos o músculos.
  • Espasmos musculares.
  • Tensión muscular.
  • Discos dañados.
  • Lesiones, fracturas o caídas.
  • Cargar algo pesado de forma inapropiada.
  • Hacer un movimiento abrupto.


Estructurales

  • Rotura de disco: cada vértebra es amortiguada por los discos. Si estos se rompen, la presión en el nervio provoca dolor.

  • Hernias: estas resultan en todavía más presión sobre los nervios.

  • Ciática: un dolor agudo y punzante que irradia hasta la parte posterior de la pierna, el cual es causado por una hernia de disco que presiona sobre un nervio.

  • Artritis: la artrosis puede causar problemas con los ligamentos, la espalda baja y otras áreas. En algunos casos, el espacio alrededor de la médula espinal se estrecha, lo cual se conoce como estenosis espinal.

  • Curvatura anormal de la columna: esto también puede resultar en dolor. Un ejemplo de ello es la escoliosis.

  • Osteoporosis: los huesos, incluyendo las vértebras, se vuelven frágiles y porosos, provocando que las fracturas sean más probables.

  • Problemas en los riñones: las piedras o infecciones puede causar dolor de espalda.


Movimientos y postura

  • Giros.
  • Mala postura al estar sentado frente a una computadora o al conducir.
  • Estornudar o toser.
  • Estiramientos excesivos.
  • Estar sentado por mucho tiempo.
  • Dormir en un colchón que no ofrezca un buen soporte.


Otras

  • Síndrome de cauda equina.
  • Tumores.
  • Infecciones en la columna.
  • Desórdenes del sueño.
lumbalgia


Síntomas

  • Dolor sordo en la espalda baja.
  • Dolor punzante y ardoroso que se desplaza desde la parte baja de la espalda hasta la parte posterior de los muslos, y a veces hasta la parte inferior de las piernas o los pies; puede incluir entumecimiento u hormigueo.
  • Espasmos musculares y rigidez en la zona lumbar, la pelvis y la cadera.
  • Dolor que empeora al estar sentado o parado por tiempo prolongado.
  • Dificultad para sentarse derecho, caminar o pararse.

Lee también: Hábitos para mantener una espalda sana


Diagnóstico

El médico revisa el historial médico del paciente y conduce un examen físico exhaustivo para determinar dónde se encuentra el dolor y si está afectando de alguna manera el movimiento.

El especialista también checa los reflejos y la respuesta a ciertas sensaciones del paciente. Esto muestra si la lumbalgia está afectando los nervios.

A menos que los síntomas involucren afectaciones neurológicas, el médico seguirá monitoreando la situación durante unas semanas antes de pedir algunos estudios. Esto se debe a que el dolor puede resolverse con algunos ajustes en el autocuidado. Si existe fiebre, pérdida de peso, debilidad y falta de control del esfínter, entonces harán falta más pruebas.

Los rayos X, las resonancias magnéticas, las tomografías y el ultrasonido son necesarios para encontrar problemas en los huesos, discos, ligamentos y tendones de la columna.

Si el especialista sospecha que hay un problema con la fuerza de los huesos, podría pedir una densitometría ósea. Por otro lado, una electromiografía podrá detectar si hay algún problema en los nervios.


Tratamiento

El médico puede recomendar distintos tratamientos que ayudarán a aliviar la lumbalgia. Lo ideal es comenzar con métodos simples y accesibles; de no funcionar, será necesario tomar acercamientos más agresivos.

  • Medicamentos: relacionada con los nervios, relajantes musculares y algunos más fuertes que deben prescribirse.

  • Terapia: ya sea activa o pasiva, esta ayuda al paciente a fortalecer los músculos, corregir la postura y mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento de la columna. Las sesiones pueden incluir ejercicio, aplicación de frío o calor, masajes, ultrasonido o electroestimulación percutánea.

  • Inyecciones: la inyección epidural de esteroides puede proveer alivio temporal cuando la lumbalgia provoca síntomas de ciática, como dolor en las piernas.


Cirugías más comunes

SI bien estos procedimientos no son necesarios para la mayoría de la gente que padece lumbalgia, el especialista la puede recomendar para atender síntomas específicos. Las más comunes son:

  • Fusión espinal: dos o más vértebras son permanentemente fusionadas para limitar el exceso de movimiento vertebral.

  • Laminectomía: el neurocirujano remueve la parte trasera de una o más vértebras para crear más espacio para la médula espinal y los nervios.

  • Laminotomía: remoción de un pequeño pedazo del hueso llamado lámina de la parte trasera de una vértebra.

  • Discectomía: a través de incisiones estándar, el médico remueve una parte del disco herniado cuando este genera dolor o pérdida de la sensibilidad.

  • Microdiscectomía: el mismo procedimiento que la discectomía, pero con técnicas de mínima invasión.
lumbalgia


Prevención

Las siguientes prácticas permiten no solo prevenir la lumbalgia, sino atenuar algunos de los síntomas de este padecimiento:

  • Ejercitar los músculos del abdomen y de la espalda.
  • Mantener un peso apropiado.
  • Cargar cosas pesadas flexionando las rodillas.
  • Mantener una postura correcta.
  • Dejar de fumar.
  • Adquirir un colchón que ofrezca el soporte que la columna necesita.
  • Evitar el uso de tacones.
  • Adquirir una silla ergonómica.
lumbalgia

Referencias: Medical News Today
Spine Universe
Healthline
WebMD
Spine-health