fbpx

Electroencefalograma: concepto, procedimiento y resultados

Un electroencefalograma (EEG) es una prueba que mide la actividad eléctrica del cerebro. Se puede utilizar para diagnosticar o monitorear condiciones que afectan este organo, como la epilepsia y los trastornos del sueño.


¿Qué es?

Se trata de un estudio que recoge la actividad eléctrica del cerebro a través de electrodos que se colocan en el cuero cabelludo. Este procedimiento es completamente indoloro y se puede realizar sin afeitarse el cabello. Las señales son detectadas por una máquina y luego interpretadas por el médico —un neurofisiólogo clínico—.


¿Por qué se realiza?

Esta prueba se utiliza para diagnosticar y monitorear una serie de condiciones que afectan el cerebro. Ayuda a identificar la causa de ciertos síntomas, como convulsiones o problemas de memoria, o averiguar más sobre una afección ya diagnosticada.

Su objetivo principal es detectar e investigar la epilepsia, una condición que causa convulsiones repetidas. También permite a los médicos identificar el tipo de epilepsia que tiene un paciente, qué puede estar desencadenando las convulsiones y cuál es la mejor manera de tratarlo.

Estas son las condiciones que puede diagnosticar:

  • Epilepsia y otros tipos de convulsiones.
  • Trastornos del sueño.
  • Tumores cerebrales.
  • Heridas en la cabeza
  • Encefalopatía —disfunción cerebral que puede tener una variedad de causas—.
  • Encefalitis —inflamación del cerebro—.
  • Ataques.
  • Demencia —enfermedad de Alzheimer—.
electroencefalograma



Preparación

La preparación que necesita un niño que se va a someter a un electroencefalograma es mínima. Su cabello debe estar limpio y libre de aceites, aerosoles y acondicionadores para ayudar a que los electrodos se adhieran al cuero cabelludo.

Probablemente, el médico recomendará que deje de tomar ciertos medicamentos antes de la prueba. A menudo se sugiere que los niños no tomen cafeína hasta 8 horas antes de la prueba. Si es necesario que duerma durante el EEG, se recomendarán formas para que esto sea más sencillo.

Lee también: Discograma – Concepto, procedimiento y resultados


¿Cómo se lleva a cabo?

Se colocan varios electrodos en el cuero cabelludo —generalmente, entre 8 y 23, según la afección que se esté investigando—. Luego, se aplica un gel para ayudar a que los electrodos se adhieran firmemente en su lugar y mejorar los registros.

El paciente se acuesta y se queda en silencio para evitar cualquier interferencia eléctrica ocasionada por las contracciones musculares. A veces, el médico puede pedirle que abra y cierre los ojos, y que respire con dificultad. Luces pueden parpadear ante sus ojos. Un EEG suele tardar entre 30 y 60 minutos en completarse. En ocasiones, se requiere una grabación del sueño. Si el paciente es un bebé o un niño pequeño, ayuda si los padres retrasan su siesta hasta ese momento.

Es posible que se necesiten sedantes —medicamentos para ayudar a dormir— si el sueño no es natural durante la prueba. También es normal grabar un video la prueba para ayudar con el diagnóstico.

electroencefalograma



Tipos

Estos son los tipos de electoencefalograma que existen:


Normal

Generalmente, dura una hora. Puede solicitarse con privación de sueño, lo que requiere que el paciente solo duerma 4 horas. Las ondas cerebrales anormales pueden aparecer cuando el cuerpo está estresado o fatigado. Este examen suele durar de 2 a 3 horas. Se proporcionan instrucciones específicas sobre alimentos, bebidas y medicamentos que habrá que evitar.


Ambulatorio

Implica usar un dispositivo portátil en un cinturón alrededor de la cintura durante varios días o semanas. Junto con un diario que lleva de actividades diarias y dosis de medicamentos, el aparato ayuda al médico a relacionar la actividad con los registros específicos.


Video

Se hace en centros especializados para pacientes con convulsiones frecuentes o trastornos del sueño. La persona se queda en el hospital y es monitoreada tanto por EEG como por una cámara de video. Esto permite observarla durante una convulsión para que el comportamiento físico se monitoree al mismo tiempo que el electroencefalograma.


¿Qué muestra?

Un electroencefalograma mide la electricidad que produce el cerebro, y no los pensamientos o sentimientos —tampoco envía electricidad a este órgano—. Se utiliza con mayor frecuencia para determinar el tipo y el origen de las convulsiones. Por ejemplo, si hay un trastorno convulsivo, la prueba muestra de dónde proviene la actividad anormal en el cerebro, ayudando a distinguir entre convulsiones generalizadas o focales. Es útil para diagnosticar epilepsia solo si detecta patrones típicos del padecimiento. Si no detecta los patrones correctos, el paciente aun así podría tener epilepsia y necesitar un monitoreo ambulatorio o un electroencefalograma en video.

También detecta ondas cerebrales anormales después de una lesión en la cabeza, un accidente cerebrovascular o un tumor cerebral. Otras condiciones como mareos, dolor de cabeza, demencia y problemas para dormir suelen mostrar patrones cerebrales anormales. Y se utiliza igualmente para confirmar una muerte cerebral.

Referencias: NHS
Better Health Channel
Healthdirect
Nemours Kids Health
Mayfield Brain & Spine

Related Posts